fbpx

Los beneficios de los programas de Bienestar Corporativo: un recurso necesario en el ámbito profesional

A raíz de la pandemia de COVID-19, muchas personas han reportado un desajuste en sus rutinas de ejercicio o sus hábitos de bienestar. Psichology Today reporta que, la salud mental de cientos de miles de americanos ­­—incluidos los puertorriqueños— ha sufrido un gran declive. La razón principal detrás de esta estadística se debe a la incertidumbre del futuro del virus, sus mutaciones, cuánto durará el periodo de distanciamiento social; y, ahora, los efectos a largo plazo de las nuevas vacunas contra el virus.

Muchos empleados —tanto de oficina como remotos— han perdido la motivación para hacer ejercicio o practicar medidas saludables. Sin embargo, existe una solución que los patronos pueden tomar para mejorar los hábitos, la productividad y una variedad de índices de salud en sus empleados: la implementación de un programa de bienestar corporativo diseñado holísticamente para promover una cultura de salubridad en el ambiente profesional.

Además de combatir el sedentarismo, retener el talento y mejorar las métricas de salud de los empleados, un buen programa adaptado a las necesidades de la compañía puede propiciar un sinnúmero de beneficios tanto para los trabajadores como para la gerencia de una empresa.

Primeramente, el éxito de una empresa se debe al trabajo y al talento de sus empleados. Por tanto, mientras más productivos sean los empleados, mayor será el desempeño de una compañía. Es por esto que los programas de bienestar buscan atender y prevenir distintos malestares, tanto físicos como emocionales, que puedan estar padeciendo los empleados. Si bien los beneficios de tales programas son numerosos, sus fines se pueden dividir en tres clasificaciones de modo que usted pueda entender cada uno de sus beneficios para todos sus usos posibles.

Primaria:  Mejorar la salud de sus empleados

Bajo esta clasificación, estos programas se pueden enfocar en mejorar u optimizar el bienestar de empleados que ya son saludables. Es decir, que no padezcan de enfermedades o condiciones potencialmente serias (como hipertensión, obesidad, artritis o diabetes, por mencionar algunas). La meta de este tipo de programa: fomentar buenos regímenes de ejercicios, una nutrición balanceada y técnicas eficientes de manejo de estrés entre los empleados de la compañía; de tal forma que estos beneficios se agreguen a la salud que ya disfrutan.

Secundaria:  Ayudar a empleados que ya estén en riesgo

Este tipo de programa de bienestar corporativo está diseñado para mejorar la salud de empleados que, por alguna razón u otra, se encuentren bajo riesgo de desarrollar alguna condición. Además, puede resultar beneficiosa para empleados que estén enfrentando algún tipo de adicción o estén practicando hábitos que sean riesgosos para su salud. La importancia de este tipo de programa: De ser administrado con tiempo, puede ayudar a prevenir percances de salud futuros entre estos empleados.

Terciaria:  Ayudar a empleados que padecen de enfermedades crónicas

A diferencia de las primeras clasificaciones discutidas —que fueron preventivas—, este tipo de programa es remediativo. Los objetivos de estos programas de bienestar se enfocan en atender las condiciones y enfermedades que sufren los empleados de una empresa. Entre sus beneficios, se encuentran la recomendación de estrategias y distintas medidas que cada uno de estos empleados puedan tomar para mantenerse saludables y reducir los efectos de sus condiciones preexistentes (como, por ejemplo: hacer ejercicio rutinariamente, nutrirse saludablemente, medicarse según le corresponda, y asistir a todas sus citas médicas).

Independientemente de su clasificación, los programas de bienestar corporativo se están convirtiendo en un recurso sumamente valioso para empresas de todo tipo. Existe una gran variedad de actividades que pueden formar parte de estos programas como: seminarios, talleres, clases de ejercicios, sesiones de yoga, dinámicas de relajación y manejo de estrés, membresías a gimnasios y hasta la proporción de meriendas o comidas nutritivas.

Antes de invertir en un programa inclusivo de bienestar corporativo para su organización, es recomendable que usted evalúe las necesidades de sus empleados de tal forma que, pueda elegir un programa con el mayor aprovechamiento colectivo posible. No obstante, es imprescindible tener en mente que la meta de estos programas no es promover una cultura competitiva o enfocada exclusivamente en la aptitud y desempeño de sus empleados. Más bien, todos los programas de bienestar corporativo están creados para fomentar el desarrollo personal, la salud mental y física, y la flexibilidad laboral.

Contáctanos para más detalles

    Start typing and press Enter to search

    Shopping Cart